El software STC de Encofrados Alsina, cada vez más reconocido en el sector

 En Alsina Formwork Consejos

Una de las premisas que siempre ha caracterizado al grupo Alsina es su apuesta por la investigación y el desarrollo de nuevos productos que conviertan las tareas de encofrado en un proceso lo más seguro, eficaz y rentable posible.

Un ejemplo de ello es el desarrollo del software STC para el cálculo de apuntalamientos en estructuras de hormigón armado, fruto de un trabajo de investigación realizado conjuntamente por ALSINA e ICITECH (UPV – Universidad Politécnica de Valencia).

El control del apuntalamiento al diseñar y ejecutar una estructura de hormigón armado es fundamental para garantizar un correcto proceso constructivo. Así lo reconoce la INSTRUCCIÓN EHE-08 que en su apartado 68.2 determina que el cálculo de estas estructuras debe incluir un ESTUDIO  DETALLADO  DE APUNTALAMIENTO cuando los forjados tengan un peso propio superior a 5kN/m² o cuando la altura de los puntales sea más grande de 3.5 metros.

Dentro de los encofrados, el apuntalamiento es un componente que juega un papel fundamental, tanto al colocarlo (cimbrado) como al sacarlo (descimbrado). El descimbrado puede ser parcial o total.

En el descimbrado parcial se emplea la técnica conocida como clareado, consistente en la retirada de ciertos componentes del encofrado (recuperación), pocos días después de su hormigonado, sin desapuntalarlo completamente. Con este método se busca la mejora en los plazos de construcción y la optimización de los equipos.

Fig. 1 Proceso de cimbrado, clareado y descimbrado

Fig. 2 Mecanismo para la recuperación y clareado

En el descimbrado total se retira completamente todo el apuntalamiento y si el forjado va a recibir carga de otros forjados superiores, hay que recimbrarlo con puntales que ayuden a absorber el incremento de carga que se produce en la estructura.

Proyecto de Investigación

Al construir un edificio en vertical con forjados sucesivos en altura, hay una transmisión y reparto de cargas entre forjados y puntales que ayudan a soportar el edificio.

Para evaluar este reparto de cargas hay varios modelos de cálculo, básicamente teóricos, y con muy poca experimentación real.

Para conocer a fondo cual es la realidad, en el año 2005 se inició un proyecto de investigación en el que se construyó un edificio real totalmente monitorizado con el sistema de encofrado recuperable Alumecano de Alsina, registrando el reparto real de cargas que se producía.

En el ensayo se utilizaron 40 módulos de adquisición de datos, 3.669 m de cableado, y se hicieron 16.905 mediciones y 4.500.000 de registros de datos de carga.

Acorde con los resultados del ensayo real, se desarrolló un modelo de cálculo nuevo con una modelización por MEF en tres dimensiones (ANSYS). Este modelo estima la rigidez real de la estructura y establece el reparto de cargas por comparación con la rigidez del apuntalamiento.

El nuevo procedimiento simplificado del Dr. Yezid Alvarado y del Dr. Pedro Calderón et al. ha sido publicado en la revista ENGENIEERING STRUCTURES (Vol 33, 2011- Pág. 1565 a 1575) por  la nueva aportación científica que representa, siendo reconocido y validado en la GUIA DE APLICACIÓN DE LA EHE-08 de la normativa española.

Este proyecto totalmente innovador, que formaba parte del Plan Nacional de I+D+I (Proyecto BIA 2004-02085), ha generado dos tesis doctorales calificadas “Cum Laude”, se ha presentado en congresos de ACHE (Asociación Científico – Técnica del Hormigón Estructural) y ha sido merecedor de 3 premios.

 

Software STC para cálculo de apuntalamientos

Fruto de esta investigación, para facilitar la aplicación del nuevo modelo de cálculo, se ha creado el nuevo software STC, del cual se han editado dos videos explicativos en Youtube.

Es un software de cálculo estructural, sobre plataforma web, para el cálculo de apuntalamientos, que simula el proceso constructivo de cimbrado-descimbrado con clareados y/o recimbrados, generando un informe de cálculo completo donde se controla la resistencia necesaria en puntales y forjados.

En fase de proyecto permite optimizar el diseño resistente de la estructura y en fase de ejecución optimizar el equipo, evitando un colapso estructural o posibles deficiencias estructurales posteriores.

De este modo Alsina ha podido crear una vez más una solución eficaz y segura, dando cumplimiento a las exigencias de la EHE-08, optimizando el proceso constructivo y mejorando entre otras cuestiones el control de los descimbrados, los plazos de ejecución y la seguridad de la obra.

Entradas Recomendadas

Start typing and press Enter to search

informative conference