¿Por qué alquilar encofrado? 7 razones por las que el alquiler, puede ser la apuesta ganadora

1

¿Alquilar o comprar? ¿Cuántas veces delante de la exigencia de un equipamiento, sobre todo si se trata de alto valor, te has hecho esta pregunta?

¿Cuántas veces te has encontrado en la situación de tener que valorar los pros y los contras de ambas opciones?

El alquiler conlleva un coste mensual controlado, menor flujo de caja, pero no implica la propiedad del activo. En contra la compra conlleva una disponibilidad de capital y la gestión de la propiedad del activo (manutención, transporte, …).

Vivimos en un mundo con disponibilidad y posibilidad de elección cada vez más crecientes, donde la sharing economy está permitiendo compartir bienes para alquiler de manera más frecuente. Bicicletas, scooteres eléctricos, coches, los leasings de las tecnologías para oficinas (pc, impresoras, etc.). También existen plataformas donde se alquila ropa, objetos privados, y muchos otros productos todos los sectores.

O sea, vivimos en un mundo donde la propiedad de los activos es cada vez menos importante, donde el valor está más en el disfrutar del producto correcto, en el momento adecuado, y por el periodo de tiempo necesario.

En este contexto, también los encofrados están avanzando hacia una tendencia de alquiler cada vez más importante.

¿Por qué? Porque conviene. Vamos a ver por qué razones.

 

1. EL MATERIAL CORRECTO, PARA EL PERIODO DE TIEMPO NECESARIO

Alquilar significa tener siempre la cantidad correcta para la obra, y por el periodo de tiempo necesario. En el sector de los encofrados éste hecho puede marcar la diferencia, sobre todo en obras singulares donde la estructura a ejecutar necesita de un estudio de encofrados, o sea de una solución estudiada a medida. Solución que difícilmente se necesitará en otras obras, por su particularidad o bien por la gran cantidad de material.

Sería entonces un inconveniente invertir grandes importes de equipos de encofrados, que quizás se utilizarán solo para una obra, o bien para soluciones poco repetitivas.

El factor tiempo es otro factor fundamental. Por ejemplo, ejecutar un depósito circular puede implicar la necesidad de grandes cantidades de encofrados por poco tiempo. Esto significa que una inversión en material sería antieconómica para la empresa.

Disponer del equipamiento de encofrados correcto por el tiempo necesario, podría ser una solución absolutamente ventajosa y necesaria para evitar grandes inversiones en equipamientos, con alguna duda sobre los retornos en el futuro.

2. MENOR COMPROMISO FINANCIERO

Alquilar permite gestionar “la caja” de manera más equilibrada. Los gastos son mucho más reducidos y controlados con respecto a una inversión en compra, donde la realización del pago está siempre limitada y subordinada a una desventaja en términos de descuento, y además requiere una liquidez importante. En un momento histórico donde obtener liquidez en el sector de la construcción es un problema, poderla controlar es una ventaja muy grande.

Para poder gestionar mejor los gastos y la cuota de alquiler, es fundamental tener un control rígido y continuo del equipamiento en obra, evitando pedidos de encofrado mayores de los necesarios, y sobre todo, intentando respetar el tiempo previsto al comienzo del alquiler. Esto permitirá sacar todavía más rentabilidad, optimizando al máximo la productividad de los equipamientos alquilados.

 

3. MENOR OCUPACIÓN DEL ALMACÉN

La compra de material implica también costes de gestión. En el caso de los encofrados, comprar significa considerar costes de almacenamiento, manutención, y transporte, que pueden, en muchos casos, ser muy significativos.

Los encofrados de hecho implican pesos y volúmenes elevados, no fácilmente gestionables sin tener una adecuada cantidad de tráileres o medios de transporte.

La manutención además supone la necesidad de disponer de personas dedicadas y competentes, que sepan manipular adecuadamente el encofrado reparándolo y cambiando los componentes necesarios cuando están deteriorados.

A menudo se evalúa una inversión en encofrado subestimando todos los costes de gestión, mientras que una correcta evaluación alternativa alquiler/compra debe de ponderar todos estos costes de la mejor manera posible:

  • Alquiler/inversión en almacén
  • Personal de patio
  • Transportes
  • Componentes/accesorios de recambio
  • Etc., etc.

4. SERVICIO TÉCNICO COMPLETO

Disponer de un técnico de encofrados que te atienda en las diferentes fases de la obra no es secundario. Sobre todo, en obras de una cierta dificultad y/o tamaño, la asistencia técnica en obra puede marcar la diferencia bajo diferentes puntos de vista.

En primer lugar, es importante en la fase de proyecto, intentando identificar las soluciones de encofrado más adecuadas, productivas y económicas aplicadas a la obra.

En segundo lugar, en la resolución de los problemas en obra, que pueden ser de varios tipos: cambios de proyecto, eventos inesperados, retrasos con respecto a la programación de las fases, cambios en las entregas, etc.

Finalmente, el soporte técnico puede ser muy importante en todas aquellas fases de montaje de encofrados no convencionales, donde tener un técnico dedicado a la explicación durante el montaje puede reducir los tiempos de montaje y entonces mejorar la productividad en obra.

5. SEGURIDAD INTEGRADA

La seguridad en obra no se puede prescindir, es un tema demasiado importante. Requiere a menudo estudiar soluciones ad hoc. Por esta razón, el servicio de alquiler permite integrar en el proyecto las mejores soluciones para la seguridad, no siempre ejecutables con el equipamiento o el material disponibles en el almacén de la compañía.

En casos de sistemas de encofrado, el diseño provee sistemas de protección, guardacuerpos, escaleras, y todo lo necesario para garantizar la seguridad en las diferentes fases de la obra.

6. DISPONIBILIDAD DE MATERIAL

Gestionar más obras a la vez, significa multiplicar los recursos productivos, y a menudo es complicado optimizarlos. Y sobre todo no siempre hay disponibilidad de todos los equipos de encofrado necesarios para hacer frente a más obras en el mismo tiempo, especialmente en los periodos en los cuales el mercado crece o en momentos de punta o picos de trabajo.

En estas situaciones, el riesgo es haber invertido mucho dinero en compra, y sin embargo no tener material suficiente para otras obras que comienzan. A nivel financiero, se van a sumar las inversiones pasadas, con el alquiler necesario para las nuevas obras, con un alto riesgo de generar falta de liquidez.

Evaluar entonces una estrategia de alquiler en todas las obras, podría aumentar la liquidez disponible, garantizando para cada obra, el equipamiento necesario y adecuado. Y, sobre todo, permitiría ahorrar en esos procesos logísticos que, en épocas de gran volumen de obras, podría llegar a ser muy complicada.

7. POSIBLE CONVENIENCIA FISCAL

Una última ventaja del alquiler, es la deducción del coste en el ejercicio respectivo. Siendo un gasto directo, de hecho, va a contribuir a reducir el beneficio del ejercicio respectivo, sin necesidad de amortización durante varios años como en caso de inversiones.

La inversión implica un gran gasto, cuyas ventajas fiscales son distribuidas en los años siguientes a la inversión misma, mientras que el alquiler es un coste directamente deducible.

Ingeniero de caminos, colabora con el Grupo Alsina desde hace casi 15 años. Es co-delegado de la filial italiana del grupo, con una larga experiencia adquirida en proyectos tanto de edificación como de obra civil.
Latest posts by Francesco Tardini (see all)

    ¿Quieres saber más? ¡Contáctanos!

      Cargo:

      *Campos obligatorios

      Artículos Relacionados