Puntales para la Construcción: 3 preguntas para elegir el más óptimo

1

¿Tienes que comprar o alquilar puntales para tu obra, pero no sabes qué tipo de puntal es el mejor y más óptimo?

Es verdad que existen muchos tipos de puntales, y hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes para la evaluación del producto.

¡Vamos a verlos!

 

1.- ¿Qué son los puntales?

Los puntales son elementos auxiliares que soportan un sistema de encofrado horizontal y lo posicionan a la altura requerida en cada caso.

Como elementos sustentantes se encargan de transmitir al suelo las cargas que reciben al hormigonarse la estructura, y actúan de soporte hasta su puesta en servicio, una vez a alcanzado la resistencia necesaria para absorber los esfuerzos necesarios.

Son de tipo telescópico, regulables en altura. Están compuestos, generalmente, por dos cuerpos cilíndricos huecos que permiten la regulación uno dentro de otro (cuerpo y caña). En ciertos casos como complemento, pueden llevar un sistema de bloqueo para evitar pueda separarse la caña del cuerpo, así como un sistema de descarga para facilitar su desencofrado y desmontaje.

1.Placa de apoyo superior 2.Caña o tubo interior 3.Pasador 4.Sistema de descarga rápida 5.Tuerca de ajuste 6.Maneta 7.Adhesivo del modelo 8.Cuerpo o tubo exterior 9.Placa de apoyo inferior

2.- ¿Qué tipos de puntales existen?

Existen muchos tipos de puntales, en relación al material que los compone, a la carga que puede soportar, y a su vida útil. También se clasifican por si la rosca de regulación es visible o está cubierta.

Puntales de acero 

Los puntales metálicos son los más utilizados, pudiendo estar pintados, zincados, galvanizados, etc… Se clasifican según su capacidad de carga (entre 500 y 3000 kg) y su altura de trabajo (cubriendo en general, un vano de altura comprendido entre los 2 y los 6 metros). El acero permite determinar una capacidad de carga bien definida, y una larga vida útil, siendo un material resistente (controlando la oxidación del material).

Son compatibles con los sistemas de encofrado recuperable tanto para edificación como para obra civil, facilitando la realización de todo tipo de losas macizas o forjados aligerados, tanto de tipo unidireccional como bidireccional (reticulares de casetón perdido o recuperables), dentro de su rango de carga y altura.  También son usados habitualmente como elementos de apuntalamiento en rehabilitación de edificios.

Puntales de aluminio

Los puntales de aluminio son de uso más restringido por su elevado precio, son más ligeros que los de acero, y tienen una vida útil menor, debido a que aluminio es más ‘delicado’ al trato en obra. Pueden llegar a tener una mayor capacidad de carga y permiten trabajar a mayores alturas.

Aunque pueden utilizarse como un puntal independiente, en general se montan “atados” entre sí, formando torres de carga con marcos de arriostramiento. También es común, unirlos en altura.

Se usan con sistemas de encofrado para edificaciones singulares y/o para obra civil, cuando hay un rango de carga y altura superior al de los puntales de acero.

Puntales de madera

Los puntales de madera son los más ‘arcaicos’ en la construcción, y se utilizaban antes de la llegada de los puntales de acero. Siguen utilizándose en algunas partes del mundo, sobre todo en zonas menos desarrolladas o donde la madera es muy económica. En general tienen menos capacidad de carga que los puntales de acero, tienen poca vida útil, y según Normativa legal, no está permitido su utilización en gran parte del mundo.

 

3.- ¿Qué factores hay que tener en cuenta para elegir el más apropiado?

Tienes que apuntalar un forjado, con un determinado peso, una carga actuante, a una determinada altura: ¿Qué factores hay que tener en cuenta para elegir el tipo de puntal más adecuado para una determinada aplicación?

Los factores a considerar para determinar el puntal más óptimo son 5:

  1. Carga actuante: En primer lugar, hay que calcular la carga actuante por m2, que tus puntales tendrán que soportar. Siempre recordar añadir al peso proprio del forjado, la sobrecarga de ejecución (peso de los operarios, encofrado, …).
  2. Capacidad de carga del puntal: Cada puntal tiene una capacidad de carga mínima por cada altura libre, determinada por el fabricante, por una tabla en función de su clase (normativa local o normativa europea EN). La carga del puntal depende del diámetro del cuerpo cilíndrico, del espesor del tubo, de la geometría del puntal mismo y su capacidad de no pandear.
  3. Altura libre del puntal: Es importante conocer la altura libre en la que el puntal trabajará en obra. Este dato es muy importante para poder obtener la capacidad de carga según datos del fabricante (punto 2). Por supuesto, cuanta más altura libre exista, más se reducirá la capacidad de carga del puntal.
  4. Número de puntales: Una vez determinados los datos en los puntos descritos anteriormente, hay que calcular el número mínimo de puntales que hay que colocar bajo el forjado, en función de la carga actuante y de la capacidad de carga a la altura libre de trabajo.
  5. Precio: Finalmente nunca olvidar el factor precio: por supuesto optimizar el puntal en función de los puntos precedentes te permitirá encontrar el puntal correcto, con la capacidad de carga mínima necesaria y el precio más barato.

Elegir el puntal adecuado parece fácil, pero como has visto, hay que realizar un importantísimo análisis previo. ¡De todos modos, si tienes cualquier tipo de duda, contacta con tu proveedor de confianza, para que te asesore!

Ingeniero Industrial del departamento de I+D de Alsina, forma parte del Grupo Alsina desde hace 20 años. Su carrera profesional incluye, antes de ocupar este cargo, varios años de experiencia en I+D+i en el sector de la automoción.
Javier Martín Iglesias
Latest posts by Javier Martín Iglesias (see all)

    ¿Quieres saber más? ¡Contáctanos!

      Cargo:

      *Campos obligatorios

      Artículos Relacionados