Alsina es una empresa global que piensa a nivel local. Su misión es ofrecer soluciones para estructuras de hormigón que ayuden a los clientes a mejorar la eficiencia de los proyectos y la seguridad con un servicio comprometido y atento en el mercado global, en el que la innovación y la confianza en las personas son una parte esencial de esta empresa. La integridad, uno de los valores de Alsina, supone actuar con sinceridad, honestidad y honradez, ante todo. Alsina posee un modelo de prevención de delitos orientado a identificar posibles riesgos en toda la cadena de valor para evitar conductas poco éticas o ilícitas. La compañía mantiene un compromiso con la transición digital del Grupo Alsina para mejorar la gestión empresarial, facilitar la comunicación con grupos de interés y formar a los trabajadores.

33

centros de operaciones

17

países

+ 5000

proyectos completados

68 %

volumen de negocio por operaciones internacionales